jueves, 24 de marzo de 2011

Un despertar glorioso (Morning Glory)

SINOPSIS: Cuando Becky Fuller (Rachel McAdams), una enérgica productora de TV, es despedida de su trabajo, su vida profesional se hace tan sombría como su vida sentimental. Su siguiente trabajo será sacar a flote un magazine matinal y para ello contrata a Mike Pomeroy (Harrison Ford), un famoso periodista de televisión caído en el olvido y adicto al alcohol. Una comedia sobre el mundo de la televisión producida por J.J. Abrams (Lost, Star Trek) para la Paramount.




TÍTULO ORIGINAL: Morning Glory
AÑO: 2010
DURACIÓN: 102 min.
PAÍS : Estados Unidos
DIRECTOR: Roger Michell
CALIDAD: DVDRip
TAMAÑO DEL ARCHIVO: 541.0 Mb
REPARTO : Harrison Ford, Rachel McAdams, Diane Keaton, Patrick Wilson, Jeff Goldblum, 50 Cent









Mañanas informales

Creo que en cualquier momento Rachel McAdams va a dar el salto a las grandes ligas de la actuación. Es una buena actriz, pero no la veo todavía haciendo explotar de lamparitas multicolores las marquesinas que anuncien una nueva súper producción completa de premios. Está ahí, al borde, pero todavía no dio ese pasito que la termine de consagrar. Eso sí: No va a ser con esta película que se destaque, porque lamentablemente cuenta con un elenco de excelentes secundarios que la hacen quedar mal parada en su papel de productora ejecutiva de un programa de noticias mañanero. Se la nota exagerada en todo el film. Un lástima porque le tengo fe y no quería dejar pasar este comentario inicial sobre su persona; cada vez que la veo en pantalla digo: “Es ahora! Ahora si le llegó el momento!”; pero indudablemente no acerté, aún.
Vale, como nota de color, contar una escenita, la primera en la que aparece Harrison Ford,  la cual es un guiño total a sus papeles de Indiana Jones. Y es en ese mismo instante cuando veníamos viendo por quince minutos la histeria desaforada de Rachel  (Becky Fuller), que se nos escapa la primer sonrisa (y sentir que es ahí cuando empieza realmente la historia), al ver a un actor que le cae simpático a la mayoría, y él responde con creces. Harrison Ford interpreta a Mike Pomeroy, un afamado periodista, quien se cansó de ganar premios en los años ochenta (En sus propias palabras, hasta logró sacar a Mike Powell de un jeep en llamas), para ahora estar “depositado” sin hacer nada en la cadena de noticias que lo tiene contratado, a la espera de que se venza dicha formalidad contractual y poder partir hacia nuevos rumbos no tan inmersos en el ostracismo periodístico, como en el que se encuentra actualmente. Como mencioné anteriormente, Becky luego de ser despedida de un programa mañanero (muy mañanero) de noticias; en su ambición por conseguir un nuevo trabajo, acepta el papel de un matutino que no mira nadie, que todos aceptan como mediocre y que ella y sus ganas de triunfar, con su desmedida pasión por el trabajo, intentará sacar adelante. La primera medida en su cargo, es despedir al periodista mediocre e intrascendente que lideraba el ciclo junto a Diane Keaton (Colleen Peck), quien es reemplazado, por un recurso legal dentro de las restricciones del contrato de Harrison, por este, quien, casi que es lo obligado a tomar el rol de periodista líder en el tempranero y barato noticiero.
A partir de ahí, se transforma en todo lo obvia que puede llegar a ser este tipo de historias, en las cuales marca la diferencia el grado de entretenimiento que nos producen. Podría catalogar a esta presentación como de un tipo de entretenimiento “mediano”. Nuestra productora en ciernes conoce a un compañero de la compañía con el  cual empieza a vivir un romance, se producirán los clásicos roces esperados entre los notables secundarios que encarnan los roles de periodistas y caras visibles del informativo, existirá también el inconveniente que surge ante los bajo ratings iniciales que hacen que pueda llegar a levantarse la emisión por la baja de audiencia (este comunicado corre a cargo de otro secundario notable:  Jeff Goldblum, quien interpreta al gerente de la compañía) y la lucha por revertir esa situación; todas situaciones de ese tipo. Como dije antes: Todo muy edulcoradito pero sin llegar a los bostezos. Para remarcar: Esa histeria que dominaba a nuestra querida Becky en los primeros minutos, por suerte se va aplacando llegando al final. No está nada mal para la linda de Rachel McAdams!
En fin: es una versión edulcorada de “Detrás de la noticias” (“Broadcast News”), ya que aquí queda planteada la lucha por sobresalir de Becky, y la rivalidad entre los dos conductores, Collen y su experiencia de años en el manejo de ese ciclo y Mike que llega con todos sus laureles a cuestas, pero esta rivalidad es tomada en tono de comedia; menor, pero comedia al fin. 

Puntuación: 6 Favitos.-

1 comentario:

  1. Estuviste generoso, la tuve que ver en 5 partes! Creo haber esbozado media mueca de sonrisa en las casi dos horas...Bastante floja, esperaba mas....

    ResponderEliminar