domingo, 9 de febrero de 2014

12 Years a Slave

Sinopsis: En los Estados Unidos previos a la Guerra Civil, Salomon Northup, un hombre negro y libre del estado de Nueva York, es secuestrado y vendido como esclavo. Enfrentado a la crueldad, así como también a inesperadas amabilidades, Solomon lucha no sólo por sobrevivir, sino para conservar su dignidad.






Interpretes: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Garret Dillahunt, Michael Fassbender, Paul Dano, Paul Giamatti, Scoot McNairy
Director: Steve McQueen
Guionista: John Ridley
Director de fotografía: Sean Bobbit
Música: Hans Zimmer
Montaje: Joe Walker








El título lo dice todo.


La actitud de la industria hollywoodense para manejar ciertos temas de supuesta “toma de conciencia”, pero más relativa a una conducta hipócrita tan característica de aquella región, hace que fluctúe de manera cíclica entre películas de nazis y películas de negros esclavos. Ahora parece ser el turno de este segundo tópico, el cual, desde “Raíces” para acá; ya lo vimos todo. Vamos a ver una película de un pobre morocho que sufre por ser negro en una época donde la esclavitud en el sur de Estados Unidos, era moneda corriente aceptada. ¿Aporta esto algo a nuestro historial como cinéfilos o mostrará algo distinto a lo ya visto infinidad de veces? No. Nada. No esperen sorpresas en este drama que ya desde en el título, está descrita toda la trama.
Se me hace realmente difícil entender un par de situaciones; por ejemplo, su gran cantidad de nominaciones a los distintos premios que otorgan las distintas academias y la elección de su protagonista. ¿Tan genial es esta realización para merecer las distintas premiaciones o alabanzas que está recibiendo? Para nada. Solo un par de actuaciones descollantes (Michael Fassbender está genial y Lupita Nyong’o que con tanto sufrimiento en pantalla mereció una nominación al Oscar bien dada) y apariciones que siempre cumplen (Paul Giamatti, brillante casi siempre y Paul Dano que jamás defrauda y descolla en cada aparición), pero casi nada más. El protagonista (Chiwetel Ejiofor) tiene impregnada su cara de sufrido durante todo el filme pero sin matices, lo veremos siempre con el mismo rictus de dolor alternando con alguna cara de sorprendido y listo. Mala elección del protagonista que bajo sus hombros corre toda la historia.
Voy a tratar de hacer un esfuerzo sobrehumano poniéndole la mayor garra posible a contar una historia tan chiquita: Un moreno acomodado del norte, disfrutando de su vida social y su familia desempeñándose como violinista respetado. Es presentado y engañado por un par de sujetos bastante estereotipados en su gentilismo, que le ofrecen un puñado de dólares para ir de gira con ellos a Washington (Lo mató la codicia al negro). Luego de una opípara cena regada de vino a borbotones, es intoxicado y despierta encadenado. Él no se explica como sucede tamaña atrocidad contra su libertad, pero sin escuchar sus razones, es vendido como esclavo y empieza su derrotero por distintos dueños durante el tiempo descrito en el título (dejarme margen al suspenso parece que no fue una de las búsquedas principales del director). Latigazos, llantos, dramas y demás situaciones obvias se sucederán en la pantalla como es de esperar. Recordemos: Es una película de esclavos. ¿Qué esperaban? ¿Que lo abracen y le den las gracias a las risas y saltos de felicidad por juntar algodón?
Tiene sobre el final una aparición fugaz pero determinante para la suerte de nuestro protagonista de Brad Pitt, quien es uno de los productores de este proyecto. El director Steve McQueen, alterna buenas y malas al mando. Entre las buenas: Sostiene el sonido de una escena terminada haciéndolo sostenido en la escena siguiente, recurso que utiliza hasta la primera mitad del filme. Entre las malas: Largas escenas con una imagen casi congelada de algún paisaje o el rostro del negro sufriente que se suceden casi a repetición llegando al final.
Reitero: ¿Aportó algo? No. ¿Es buena película? Para mi es una más de negros. Si sos de esas personas que necesitan ver situaciones donde te tienen que explicar lo que fue la esclavitud y poder decir “¡Pobres negros! ¡Qué maltratados fueron!”. Andá tranquilo. Sino, quienes leyeron “La Cabaña del Tio Tom” o “Las Aventuras de Huckleberry Finn”, habrán encontrado en esa lectura mucho más de lo que esta película les ofrecerá jamás.


Puntuación: 4 Favitos.-



2 comentarios:

  1. Gracias, me ahorraste tener que verla y escribir una crítica esta semana. Jajajaja

    ResponderEliminar